lunes, 31 de julio de 2017

Del Nacional de futsal




Por: Mario Herrera

 El venidero 5 de agosto, comenzará la oncena edición del Campeonato Nacional de futsal, con sede en la sala polivalente Kid Chocolate, de La Habana Vieja. Como ya se ha informado, habrá dos grupos y los horarios serán: 9:30 y 10:30 de la mañana para la llave B, mientras la A, jugará a las 3:50 y 5:00 de la tarde.
                            
 Desafortunadamente, se tuvo en cuenta las posiciones del evento anterior, en 2015, y se ubicaron a los equipos según las mismas. Esto provoco que La Habana e Industriales cayeran en la misma llave, y, por tanto, será imposible una final entre conjuntos capitalinos.Tras lo visto en la Copa Jorge Gelabert, serian estos los máximos favoritos, sin despreciar a Granma y Pinar del Rio, que mostraron un gran nivel.
  Pero, no queremos ocupar su tiempo con una evaluación a priori de lo que puede suceder, sino proponerle un punto de vista, con el que puede o no coincidir.
  El torneo, no creemos que cumpla un objetivo verdaderamente competitivo, y menos aún, elevará el nivel del futsal cubano… A nuestro juicio está mal pensado, cumple con celebrarse, solo eso… Un campeonato de una semana y cinco juegos, no es un espectáculo, no es disfrutable a plenitud, no desarrolla el talento, no da tiempo a pulir deficiencias, y se redondea, finalmente, en un descenso de la calidad de los jugadores en un deporte con historia para nuestro país, y no una historia cualquiera.
  Con semejante prisa, solo tiene la inútil función de ser una pleca en el casillero de eventos realizados.
  CONCACAF crece cada día en el futsal… Costa Rica, Panamá, Canadá, han tenido un crecimiento tremendo y han relegado a Guatemala, Cuba y Estados Unidos a posiciones rezagadas respecto a ellos. En varias ocasiones nuestro país fue subtitular regional y por tanto mundialista, pero la celebración de campeonatos con formatos parecidos, donde cada vez se juega menos, han traído como consecuencia la celebración de menos partidos de elevado nivel para los preseleccionados nacionales y en el futbol, sea cual sea la modalidad, mientras más se juegue, mejor.
 He aquí la diferencia con el resto de la región, sin mencionar la enorme distancia en infraestructura e inversión. En Cuba existe tradición y calidad en el futsal, pero se pretende que con casi nada los jugadores cubanos hagan milagros y estos dependen de un trabajo serio realizado previamente.
  Lamentablemente no contará con la presencia de la televisión pues coincide con el campeonato mundial de atletismo desde Londres y el inicio de la Serie Nacional de Beisbol.
 De este torneo saldrá un equipo que, con el nombre La HABANA, jugará el torneo de clubes de futsal de CONCACAF en septiembre venidero. Este no será el torneo que marque la diferencia, solo esperemos que uno de los equipos de la capital logre el título en casa y que existan cambios en el futuro inmediato que impliquen un mejor formato y por tanto, un torneo mucho mejor.