viernes, 18 de agosto de 2017

Fe de errata

Por: Mario Herrera

 Debo disculparme. En un post anterior, bajo el título AFC vs El Blog, comienza un ajedrez, cometí una falla de indudable sensibilidad. Al parecer, desde las oficinas de la AFC ya comenzaron las intrigas y regaños por haberse "filtrado" a mi persona la información de la posibilidad de contar con una página que cuente la historia del futbol en Cuba, y logre así la entidad, una mayor "independencia" de El Blog del Futbol Cubano.
 Se "llamó a contar" al Chino Moncada por ser "el que me dio la información". Ya sabemos que todo lo que llegue a los oidos de los que pertenecen a "la lista negra", está mal, es incorrecto e inaceptable.
 Pero mi disculpa no es con ellos. !Faltaba más! Es con ustedes, con el Chino Moncada y con los olvidados. Es que en la redacción le atribuí el mérito solo a él, cuando en realidad son muchos los que trabajan en este propósito noble.
 Máximo Silverio colabora y trata desde sus posibilidades, aportar a la historia que se nos quiere contar; Satiago Prado, Quiñones (les debo el nombre), desde Oriente, "Chachito" el de Zulueta, que tiene una de las colecciones más impresionante de recortes de periódicos, fotografías originales y artículos del futbol de nuestro país, incluídas las nóminas, los documentos oficiales, de los primeros torneos de futbol femenino, cuando antes de cada partido d elos hombres, jugaban las mujeres para demostrar que no eran menos. En fin, son varios y no solo el buen Chino. Con ellos y con ustedes, mis más sinceras disculpas.
 A los que se molestan porque nos llega información y la ponemos a disposición del público, la verdadera razón de ser del futbol y el periodismo, lo lamentamos por ustedes. El secretismo es un mal que debe ser arrancado. No se cuantas veces habló de ese tema en los últimos diez años, el presidente cubano Raúl Castro Ruz, no se cuantas veces nos pidió erradicarlo. Pocas cosas son más contrarrevolucionarias y dañinas.