jueves, 3 de mayo de 2018

FBI, FIFA y Rusia 2018

Por: Mario Herrera

 
 Queda poco más de mes y medio para el inicio de la Copa del Mundo de Futbol Rusia 2018. Dentro del panorama deportivo, y más allá de equipos clasificados, pronósticos o figuras relevantes, quisiera tocar un tema del que poco, o casi nada, se habla.
 Se ha preguntado usted, cuál fue la causa de que el FBI investigara a la FIFA. Bajo qué competencia, es capaz de investigar una entidad norteamericana a una Organización no Gubernamental radicada en Europa.

 La causa, a mi juicio, está clara en los informes del Comité de Ética de FIFA, que misteriosamente se filtraron a diarios alemanes en 2017 y que luego, el máximo ente rector del futbol mundial publicó en su portal digital.
 Cuando en 2010 se decidieron las candidaturas a las copas de 2018 y 2022, la FIFA estaba presidida por Joseph Blatter. Tengamos en cuanta, que FIFA hizo un cambio en la rotación de candidaturas y que los continentes organizadores de las dos últimas ediciones, no podrían presentarse, o sea, África y Sudamérica estaban inhabilitadas en ese aspecto. Así que llegaron candidaturas interesantes, entre ellas, Inglaterra para 2018 y Estados Unidos para el 22. Los norteamericanos habían retirado su candidatura de 2018. Pero ninguna de estas fue aprobada, ni para una, ni para la edición siguiente. Sí lo fueron Rusia y Qatar.
 Desde entonces comenzó una campaña mediática, que, si bien al principio cuestionaba a Rusia, después se trasladó a Qatar, para mostrarnos cómo los “petrodólares habían comprado a FIFA…”
 En 2015 explotó toda una historia que, como siempre ocurre, comenzó por los alaridos de corrupción, un término que siempre funciona en la maquinaria mediática para objetivos determinados y siempre es el primer paso para un “derrocamiento”, vea Argentina y el caso contra Cristina Fernández, ahora Brasil, Dilma y Lula, toda la historia ODREBRECHT o Panamá Papers.
 Pero, ¿cómo puede FBI investigar a FIFA? Simple, cuando entramos en el portal digital del FBI, buscamos Misión y Visión, y podemos ver cómo de manera brillante, no sitúan su radio de acción en Estados Unidos solamente, sino que, al no poner fronteras, convierte al Buró en una especie de Gendarme internacional, a fin de cuentas, “el circo de las Naciones Unidas no puede cambiar las leyes de los Estados Unidos” y al publicarlos en su portal digital, legitiman las acciones extraterritoriales que llevan a cabo.
 Pero vayamos al informe de la FIFA. Quizás aquí encontremos respuesta a algunas de las interrogantes.
 Rusia presentó una propuesta interesante que contaba además con el apoyo del gobierno, pero sin injerencia de éste en sus asuntos. Vitaly Mutko, le mismo vilipendiado y acusado sin evidencias por el famoso informe McLarent, sería el rostro detrás de la preparación. Antes de la designación, y según el informe elaborado por el Dr. Cornel Borbély, del Comité de Ética de FIFA, en pleno congreso, se esparció el rumor de “negociaciones secretas” entre rusos y japoneses, o españoles, o australianos, tal como publicaron medios británicos.
 Por Japón, la sugerencia fue hecha por el presidente de la Comisión de Candidaturas de ese país y Vicepresidente de la federación Nipona, Sr. Khozo Tashima, quien no presentó evidencia alguna de que los rusos hubiesen “negociado” bajo el telón con ellos, y, además, fue desmentido luego por el Secretario General de la Federación de Futbol de Japón, Sr. Hiromi Hara, en carta a FIFA datada el 15 de agosto de 2014. Véase el informe antes mencionado, página 15, los últimos 3 párrafos.
 Con España, la acusación viene de Lord David Triesman, publicada en el diario The Mail of Sunday. Triesman luego se desmintió él solo, cuando en carta enviada a la FIFA dijo: “Los comentarios reproducidos en el artículo del periódico nunca tuvieron la intención de tomarse en serio, como de hecho es el caso de muchas conversaciones privadas. No fueron acusaciones de mi parte” … “"La especulación expresada no fue la opinión del Comité de la Candidatura, o de la FA o mía. Nadie debe entender erróneamente que la FA o el Comité de Candidatura son irrespetuosos con otras naciones o la FIFA y lamento cualquier inferencia que pueda haber surgido de ella…". Vea el informe, página 13, último párrafo y página 14.
 También se intentó relacionar a Rusia con Australia, pero las voces de Vitaly Mutko y Frank Lowey, directivo de la Federación Australiana, fueron concluyentes. Sobre España, además de la carencia de pruebas, se concluyó que era imposible una negociación porque ambas federaciones competían por una misma meta.
 Sin embargo, si nos vamos a la candidatura norteamericana, el informe sobre su candidatura es un poco más complejo. Blatter se reunió con Barack Obama, y el resultado lo encontramos en la página 9, primer párrafo, del informe sobre Candidatura de Estados Unidos: “Sin embargo, el Informe de Evaluación de Ofertas también observó que las garantías, compromisos y confirmaciones (tal como lo establecen las Garantías del Gobierno, la Declaración del Gobierno y la Declaración Legal del Gobierno) en la forma requerida por la FIFA no fueron proporcionados por el Gobierno de los EE. UU… El Programa no pudo ser asegurado... Más específicamente, el informe de evaluación de Candidaturas señaló que la oferta de los EE. UU. Tenía un Riesgo Medio de garantías gubernamentales, riesgo legal general (descripción general de la evaluación legal) y transporte terrestre (riesgo operacional).”, y de esta forma, se acabó el sueño americano de ser sede de la Copa en 2022.
 Eso para no mencionar episodios descritos en el informe, que hablan sobre la divulgación, hecha por los miembros del comité de candidatura norteamericano, del rumor de que China sería la sede del 2026, y que, si apoyaban a Estados Unidos, los miembros de la Confederación de Futbol de Asia, ellos los apoyarían para evitar a China 2026. Página 11, segundo párrafo.
 Claro, de estas cosas, casi nunca hay evidencia pues se hace boca a boca y bien bajito. En esencia, FBI ataca a FIFA, desde nuestro punto de vista, a la negativa de concederle una sede mundialista.
 “¿Nosotros representamos Riego Medio? Pues tome Riesgo Medio” Pero mire usted, Estados Unidos, México y Canadá han preparado una candidatura conjunta para 2026 y Donald Trump ya amenazó al mundo si no la apoyaban, incluso a Naciones Unidas, aun, cuando el otro concursante es Marruecos, y con todos los problemas que ha dado Qatar, es bien complejo que gane la sede.